ASESORÍA DE TESIS

Asesoramos el diseño del proyecto de investigación y el desarrollo del proyecto. Seriedad y rigor académico. Los interesados comuníquense a través de lcalderonalmerco@gmail.com

lunes, 10 de julio de 2017

TÉCNICA DE INVESTIGACIÓN: LA ENTREVISTA



Entrevistar significa entrever, es decir, ver uno al otro. Así, la entrevista es una estructura de comunicación; una técnica de recojo de información a través del diálogo interpersonal entre el entrevistador y uno o más entrevistados.  Tiene un objetivo preestablecido y acordado por los interlocutores, además, tiene la “capacidad de acercarse a la conducta social de los sujetos” (Galindo, 1998, p. 282). El entrevistado es el sujeto activo de la entrevista, pues es la fuente principal de información mientras que el entrevistador es el sujeto promotor del diálogo, quien controla la comunicación.

Tareas previas. El diseño de la guía o protocolo de entrevista. La selección de los sujetos o informantes. Informarse bien sobre el tema de la entrevista. Informar al entrevistado sobre el tema y  objetivo de la entrevista. Acordar con él o ella el día, hora y lugar de la entrevista. Elegir un lugar cómodo y silencioso para la entrevista, y familiar para el entrevistado.

La guía o protocolo de entrevista. Es el guión de la entrevista. Las preguntas deben aludir al tema de investigación, y ser las necesarias para el logro de los objetivos de investigación. Es preferible evitar las preguntas cerradas (que aludan a respuestas de sí o no), y las que cuyo contenido sugieran  la respuesta al entrevistado.

Riesgos. Que el vocabulario de las preguntas sea inaccesible para el entrevistado. La falta de empatía entre entrevistado y entrevistador. Que el entrevistado dé respuestas convenientes, pero no sinceras. Que la función directiva y receptora  del entrevistador genere desigualdad en el manejo de poder, y que se afecte el logro de los objetivos de la entrevista.

Tipos. Según su estructura, hay entrevistas estructuradas, no estructuradas y semiestructuradas. A este último grupo corresponde la entrevista focalizada cuando el centro de la conversación es un asunto problemático, y en profundidad cuando el centro es una persona, como es el caso de las historias de vida o la autobiografía sociológica.

Son estructuradas cuando las preguntas son planificadas y predefinidas, siguen un guión, sin posibilidad de hacer otras preguntas. Son no estructuradas cuando las preguntas y respuestas son espontáneas, según el contexto. Son mixtas o semiestructuradas cuando las preguntas están previamente definidas, pero hay lugar a repreguntas o preguntas y respuestas espontáneas, según el contexto de la comunicación.

Bibliografía
Galindo Cáceres, L. J. (Coord.) (1998). Técnicas de Investigación en Sociedad, Cultura y Comunicación.
Pardinas, F. (2005). Metodología y Técnicas de Investigación en Ciencias Sociales. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario